DESPLEGAR MENÚ

Grifería empotrada monomando

La grifería monomando empotrable es perfecta en duchas de menor tamaño, pero también para baños de diseño o para aquellos que quieren marcar la diferencia. Son cómodas porque ocupan poco espacio y muy funcionales porque nos dan el servicio de una columna de ducha ocupando menos espacio.

El mantenimiento de un grifo empotrado es el mismo que una grifería convencional. Si queremos reemplazar el cartucho tan sólo tenemos que retirar la maneta y acceder al interior.

Nuestras cajas de instalación incluídas hacen que la grifería sea realmente sencilla de instalar.

 

Los grifos empotrados monomando son una solución perfecta en aquellas zonas que el agua contenga mucha cal o en viviendas que tengan poca presión de agua.

Producto añadido a la cesta de la compra

Ir al carro